Dolor Rojo.

Tinta sobre papel.

2018.

Debo revivir toda esa experiencia porque, haciéndolo, creo que puedo serle útil; igual que creo que me ayudará, en mi viaje más allá de esa frontera, a conservarme lúcida y me permitirá ponerme y quitarme a voluntad la máscara que va a ser mi escudo contra la hostilidad del Conformismo.

Leonora Carrington 

 

Dolor Rojo es el cuaderno que me acompañó desde el 9 de mayo de 2018 hasta el 26 de julio de 2018, meses siguientes a mi segunda cirugía de cadera. Mi voluntad de conservar estas sensaciones, ideas y alucinaciones, consecuencias de Dolor, hace parte del proceso de investigación-creación que inicié hace un año, previo a mi primera intervención quirúrgica. Todo es rojo en él porque él es rojo, me refiero a Dolor.

 

Mi regreso de la inconsciencia inducida a la lucidez voluntaria vino cargado, esta vez, de una sensación de fracaso generalizada que aparece constantemente en estas páginas, además de un profundo agotamiento del cuerpo y un bombardeo de reflexiones acerca de la imposibilidad, la inmovilidad, el sometimiento y la enfermedad.

 

Y si Dolor y yo pudiéramos, como dice Leonora, serle útila otro Dolor, que sea a través de la creación. 

 

 

Laura Hernández, 20 de septiembre de 2018.