Ritual para bordar nuestro tiempo.

Uñas humanas sobre tela.

2015 - 2016.

Cuando estamos muertos, ya no servimos para nada. Ya solo queda que te metan en un saco plástico y te tiren a la basura.

Francis Bacon

Las uñas sobreviven al tiempo, también el cabello, y los huesos. 

Desde el año 2015 hasta el 2016, guardé todas las uñas que él cortaba de sus manos con una delicadeza innata.  

Valiéndome de esta técnica japonesa de bordado, las adherí al color de lo preciado, de lo irremplazable, al color de lo que fascinó al ser humano durante siglos.

Hay en este bordado, sin duda, un apego al ser amado, un homenaje al amor.

L.H.